Técnicas de Coaching

tecnicas de coaching fundamentales

Cuáles son las Técnicas de Coaching fundamentales

 

En función de la metodología de coaching, así como del propio coach, existen distintas técnicas de coaching que podemos utilizar en una sesión o un proceso de coaching. A continuación, nombraré las técnicas de coaching que son básicas y fundamentales y que, ayudarán a los coaches y a sus clientes a alcanzar sus objetivos con mayor facilidad y seguridad.

En primer lugar, es necesario que creemos el contenedor que sostendrá la conversación. Con esto me refiero a los pilares que posibilitan la estructura necesaria para crear una relación de compromiso y valor entre ambos.

 

Pilares Básicos de las Técnicas de Coaching

 

Pilar número 1

El Coach sabe que su cliente es por naturaleza creativo, completo y está lleno de recursos.

Quiere decir que el cliente siempre sabe lo que es mejor para él, y siempre encuentra la solución que más le aporta en su vida, y, en consecuencia, siempre es capaz de elegir y de actuar. El coach debe de guiar al cliente, y hacerle saber que está a su servicio.

Por tanto, el coach debe de evitar dar “consejillos”, ya que, el coachee no es frágil, sino que es por naturaleza creativo, completo y está lleno de recursos, pero es posible que, en ocasiones, la circunstancia le abrume. Por ello, si el coach cree firmemente en este pilar, entonces acompañará a su cliente para que este muestre su verdadero y pleno ser.

 

Pilar número 2

Centrarse en la totalidad de la persona. En la mayoría de los casos, nuestros coachees vienen a nosotros porque tienen un problema que quieren resolver, un objetivo o sueño que alcanzar. Nuestra función es centrarnos en la totalidad del cliente, no en su problema, objetivo, sueño, o cualquier otra cuestión.

Al centrarnos en la totalidad de la persona manifestamos que la persona es más que el tema que trae, y hacemos explícita la conexión entre cuerpo, mente, corazón y espíritu.

Si os fijáis, desde este punto de vista, vemos que sea lo que sea lo que el cliente quiere alcanzar, es mucho más que eso, ya que está infaliblemente entrelazado con toda su vida.

Como este punto puede resultar algo complejo de explicar, os planteo un ejemplo.

Hace algún tiempo, durante una sesión, una clienta me comentó que se casaba. Aparentemente parecía un motivo de alegría, pero su expresión mostraba algo distinto. Así que solté mi intuición, y efectivamente, la boda era precisamente lo que le preocupaba. A partir de ese momento nuestra conversación tomó un nuevo rumbo y tratamos el tema que realmente le preocupaba.

Con este ejemplo he intentado transmitiros que, si nos centramos en la totalidad de la persona, como técnica de coaching, podemos ayudarles a identificar mejor sus emociones y los temas que realmente les preocupan.

 

tecnicas de coaching básicas

Pilar número 3

Danzar en el momento. Si tomamos el pilar como una metáfora y nos imaginamos que estamos bailando en una fiesta, entonces comprendemos que no hay un único dirigente del baile, sino que cuando bailan dos personas, en ocasiones dirige uno, y en otras el otro, hasta crear una perfecta sintonía.

Enfocando esta metáfora a una conversación auténtica entre coach y coachee, ocurre lo mismo. Si dejamos de ceñirnos a un plan estricto, y pasamos a tomar y soltar las riendas de la conversación, entonces danzamos en el momento.

Y volviendo a la metáfora, cada momento es distinto al anterior, y es por ello que hay que adaptarse a la sintonía. De este modo estaremos al servicio del aprendizaje y descubrimiento del cliente, en cada momento.

 

Pilar número 4

Suscitar la transformación. En las sesiones de coaching tratamos fragmentos que nuestros clientes aportan activamente para alcanzar una vida más plena. Suscitar la transformación es una técnica de coaching a través de la cual el coach tiene la capacidad de ver más allá de estos fragmentos, y entender el tema en cuestión como una pieza de un puzzle que es mucho más grande: la vida plena del cliente.

El coach facilita la conexión entre ambas partes, y así suscita la transformación que genera el cambio en la vida del cliente.

En resumen, vemos como las técnicas de coaching afianzan la confianza entre el coach y el coachee, así como amplían los horizontes de ambos, con el objetivo de ayudar al cliente a conseguir una vida plena.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *